domingo, 15 de mayo de 2022

Poemas en duermevela

Poemas en duermevela,
de tiempo suspendido en la infinita línea del sueño,
de silencios de madrugadas,
de mañanas soleadas,
de instantes en bucle hasta el final de lo ciclos de esta vida que se diluye entre la duermevela del poema.



¿Sabrías encontrar respuesta a las preguntas del poeta?
Quizás solo
parezca que tenemos las cosas bajo control
y sin darnos cuenta
vivimos en la estela
de nuestro propio sentimiento interior.

¿Quién eres?
¿Quién soy yo?

¿Quién es este rostro sobrecogedor
que me apelmaza el pecho,
que me invita a volar,
que me hace silbar la vida de emoción?

¿Quién eres?
¿Quién soy yo?

¿Cómo haces
para recitarme la sonrisa
en la duermevela
de esta poesía a contrarreloj?

¿Quién eres?
¿Quién soy yo?

jueves, 5 de mayo de 2022

El camino de la rendición

Hay veces que sueñas y te das cuenta de que los relojes de arena no están ahí para avisarte del tiempo que te queda, sino para recordarte todas las oportunidades que te quedan por vivir.
Petauroak - Hay veces



Estoy leyendo entradas hiper viejas de mi blog y leerlas
-leerme-
es como triste, nostálgico, bonito y desolador,
todo a la vez,
como ver a una persona que querías
derrumbarse hasta difuminarse del todo
y desaparecer.

¿Qué sucedió?

¿Cómo pasé de esa alegría, 
de esa esperanza,
a esta desidia,
esta desolación?

¿En qué momento
toda la luz que yo emitía
se apagó?

Leerme es como leer a otra persona,
una escalera al infierno,
un baile entre llamas,
un paseo de tinieblas
al calor
de las sombras
de mi corazón.

lunes, 25 de abril de 2022

Poesías de hebras rotas

Entre poesías de hebras rotas
como nosotras
veremos el rumbo entre los dedos
qué es todo esto?
qué es lo que hemos hecho?

Miramos al suelo
y abrimos vuelo
pensando en volver a jugar
con las cartas sin pensar
qué será?
qué será lo que nos espere mañana?
Qué es lo que pasa?
Qué es lo que pasa que nada me llama?

Préndeme el alma,
no mires a otro lado,
solo a la cama,
como si esperara
palabras llenas
entre miradas vacías,
son los últimos gritos de este rito
y no me derrito
entre cumbres nevadas de heridas,
entre brisas que avisan a las prisas
de comernos la vida
entre poesías
de hebras rotas,
como nosotras.

Comernos la vida
entre poesías de hebras rotas,
como nosotras.

Como nosotras...

Como nosotras...

domingo, 24 de abril de 2022

Ruinas y autotune

Si os veis con ganas, hacedme inmortal.
Elvirus - Testamento



Me doy la vuelta
ya está todo hecho,
el poeta ahí solo
y detrás todo el tiempo
que se llevó la vida
como si no fuese algo nuestro.

Mirad al cielo,
quizás así podría decir,
fingir,
sentir,
que no estoy en este juego
que la arena no se terminó
y el fin
no es solamente gritar.


¿Y quién podría explicarme todo esto?

Quise seguir y solo confundí lo nuestro.

¿Podría salir?

Pero entonces como soportar el peso

de toda una vida, apagada por el miedo.


Y yo que pensé que podría lograrlo todo
me confundí
y ahora camino solo,
por ti perdí
el aliento que lo era todo,
ahora vivir
solo me sabe a poco.


Me marcho de vuelta
aún me queda un trecho,
el pobre loco
persiguiendo otro sueño
detrás de mí yo lo siento,
sucumbo a la herida
como si no fuese por todo esto.

Mirad al suelo,
quizás así podría salir,
huir,
vivir,
que todo está en juego
que las ruinas no son templos
y el fin
es solamente saltar.


¿Y quién podría explicarme todo esto?

Quise seguir y solo confundí lo nuestro.

¿Podría salir?

Pero entonces como soportar el peso

de toda una vida, apagada por el miedo.


Y yo que pensé que podría lograrlo todo
me confundí
y ahora camino solo,
por ti perdí
el aliento que lo era todo,
ahora vivir
solo me sabe a poco.


Y yo que pensé que podría lograrlo todo
me confundí
y ahora camino solo,
por ti perdí
el aliento que lo era todo,
ahora vivir
solo me sabe a poco.


Y yo que pensé que podría lograrlo todo
me confundí
y ahora camino solo,
por ti perdí
el aliento que lo era todo,
ahora vivir
solo me sabe a poco.

viernes, 22 de abril de 2022

Café sola, café solo, gracias

La tristeza, la soledad, el desamparo,
en medio de la noche, 
escribiendo,
porque no hay nadie que nos escuche,
porque nunca habrá nadie que nos escuche,
porque a fin de cuentas nunca nadie nos ha escuchado.

Y solo
eso es todo
solo
al final
solamente
solo.

jueves, 21 de abril de 2022

A mis amigas

Si me sostengo en pie
es porque tengo amigas
que me llenan de luz el alma:
que ven en mí
todo lo bonito del mundo
y que con ellas
yo he aprendido a ver
todas mis capacidades,
todo mi potencial,
toda mi suerte
por permitirme quererme,
por permitirme abrirme a ellas
de par en par.

Porque vulnerable 
es como ante ellas siempre querré estar.

Ese es mi mayor acto de valentía:
permitirme amarlas
de forma incondicional.

miércoles, 13 de abril de 2022

Sentados en un banco en un parque en el Calvario







No se cumple ninguna fecha, pero al día siguiente yo me iba a León, como hoy, y tú me esperabas en un banco. Yo quería impresionarte y llevaba una camiseta concreta, tú querías mostrarme y me llevabas dos libros -aunque solo me ibas a dejar uno, no dos. Yo no podía mirarte a los ojos
tu mirada transmitía demasiado,
tú me preguntabas que por qué no te miraba
y yo te lo explicaba
-y ya luego por la Peatonal me decías que Claudia decía lo mismo.
Yo eludía tu mirada que me desconcentraba
y para poder hilar más de un par de frases seguidas
me centraba en un niño que jugaba con su camión
y te contaba que yo tenía un camión igual
y que Brais y yo le habíamos roto una rueda en la playa.
Tú te reías, estabas nerviosa,
yo me reía, estaba nervioso,
y a pesar de todo
nos sentíamos en calma
sentados el uno al lado del otro.
Tenías una mano fría
y la otra caliente,
-como un termostato- decía yo.
Y tú me llamabas tonto, y me apretabas ligeramente más fuerte la mano.

No estuvimos mucho,
no más de un par de horas,
pero lo recuerdo tan bien
como si fuese hoy
preparando las cosas para irme a León
pensando en tus besos,
tus abrazos,
y tus alas de mariprosa.

-Estás mirando la posición del sol, para saber la hora?