domingo, 2 de septiembre de 2018

Flashback de un día de verano (en la granja de mi nombre)

Pan recién horneado
olor a infancia
y galletas, y galletas sobre la mesa,
mantequilla, tazón de leche,
miradas de sueño
saboreando el instante, el momento.

Campos
y campos
y campos
hasta donde alcanza la vista,
parceladas parcelas que recuerdan el pasado
y el presente vigente de un futuro
que todavía creíamos poder agarrar con las manos.

Noches de estrellas,
sendero de luz que guía el camino
hacia nosotros mismos,
y el frescor
del calor
nocturno
de verano
que entra por la piel
perlando de manto de cielo el mundo sin esperarlo.

Pan recién horenado
aroma a infancia en los labios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario